julio 06, 2017

Por Trece Razones



No puedes poner freno al futuro.

Ni reescribir el pasado.

La única forma de revelar los secretos es... darle al «Play».

Una caja, trece caras de casete, trece culpables y una víctima.

Apenas han pasado dos semanas desde el suicido de Hanna, cuando Clay encuentra una misteriosa caja en la puerta de su casa. La caja contiene unos casetes que serán el comienzo de un perverso juego que involucrará a todos los responsables de la muerte de Hanna.

Título: Por Trece Razones | Autor: Jay Asher |  Editorial: Nube de Tinta | 
ISBN: 978-84-16588-50-3 | Páginas: 304

Partiendo de la base de que cometí el error de ver la serie en primer lugar, no me decidí a leer el libro por una serie de malas críticas que vi, debo decir que no ha llegado a conquistarme del todo.
Ya no tanto por los cambios significativos con respecto a la adaptación de Netflix, sino por que no llegué a conectar con la forma de trasmisión del autor. A mí parecer las interrupciones de Clay a las grabaciones de Hannah se tornaban pesadas y en momentos, sin significado alguno. O puede que no estuviera en el mejor momento para leerlo.

Tras un parón de unas semanas, pude retomar el libro de Jay Asher y darlo por finiquitado. Admito que al cogerlo por segunda vez me costó menos leerlo, por eso digo que quizá no lo comencé en el mejor período.


Hannah es una joven que se ve desbordada por las situaciones que surgen con sus compañeros de instituto. Después de intentar conectar con alguna persona para que la sacaran de ese pozo negro, llega a la conclusión de que no puede continuar más. Pero antes de suicidarse, Hannah deja grabados unos casettes dando 13 razones por las que llegó a pensar seriamente en el suicidio y cometerlo.

Y esas 13 razones tienen nombre y apellidos...

Jay Asher narra una historia cruda y realista que muchos jóvenes viven en la actualidad. Algunas razones de las que explica Hannah son bastante duras, pero otras no han sido desarrolladas demasiado y se han quedado en los típicos cánones adolescentes preestablecidos.


En cuanto a los personajes, hablaré sólo de los principales: Clay y Hannah. En el libro Clay es mucha más espabilado y ha sido toda una revelación, porque en la serie lo plasmaron como alguien que parecía tener horchata en las venas, y me desesperaba. 
Clay es el encargado de escuchar las cintas, llegué a implicarme con él, a sentir por lo que estaba pasando. Pero si lo pinto tan bien, ¿por qué aparece en las cintas? ¡Sorpresa!

Y finalmente Hannah. Llegamos a conocer un poco de su personaje a través de lo que ella misma cuenta en las cintas, pero si se hubiera profundizado más en su personaje para conocerla y conectar con su personaje.


A pesar de los fallos y la falta de conexión con él en un principio, creo que Jay Asher ha logrado transmitir una situación de una forma original, totalmente diferente y eso es lo que le hace verdaderamente especial.

PUNTUACIÓN


3 comentarios:

  1. Hola! Hace poco hemos empezado la serie y estamos dudando si antes de acabarla será mejor leer el libro. Vemos que hay cosas que no te han convencido pero en el fondo parece que merece la pena ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Yo después de hacer lo mismo que vosotras os aconsejaría leer primero el libro, porque en la serie han cambiado bastantes cosas y luego según vais leyendo los cambios sacan un poco de la historia.

      Espero que os esté gustando :D

      Un besito!

      Eliminar
  2. Hola ! A mi sin embargo se me hizo muy ameno, muy duro, lo que he dejado por un tiempo es la serie, me parecía tan diferente...que me costaba seguirla ! Te sigo en el blog, me parece estupendo, te invito a visitar el mio.

    ResponderEliminar